Film, lectura y otros delirios de El Atlas de las Nubes de David Mitchell

miércoles, febrero 06, 2013 Verota 2 Comments

El libro:


El atlas de las nubes es una novela que da la vuelta al mundo y recorre desde el siglo XIX hasta un futuro apocalíptico, a través de seis historias entrelazadas. El relato se abre en 1850 con el regreso del notario estadounidense Adam Ewing desde las islas Chatham a su California natal. Durante el viaje, Ewing traba amistad con un médico, el doctor Goose, que comienza a tratarle de una extraña enfermedad causada por un parásito cerebral... Repentinamente, la acción se traslada a 1931 en Bélgica, donde Robert Frobisher, un compositor bisexual que ha sido desheredado, se introduce en el hogar de un artista enfermizo, su seductora esposa y su núbil hija... De ahí saltamos a la Costa Oeste en la década de los setenta, cuando Luisa Rey destapa una red de avaricia y crimen que pone en peligro su vida... Y, del mismo modo, con idéntica maestría, viajamos a la ignominiosa Inglaterra de nuestros días, a un superestado coreano del futuro próximo regido por un capitalismo desbocado y, finalmente, a Hawai, a una Edad de Hierro post-apocalíptica que corresponde a los últimos días de la historia.

¿Cómo llegue a esta extraña novela?

Fue hace un par de años, cuando leí en un blog que esta novela se iba a adaptar al cine y que entre los actores confirmados estaba Jim Sturgess, quien es uno de mis actores favoritos. Luego de eso busqué en las librerías el libro, sin éxito, por lo que tuve que descargarlo y leerlo en el PC.

La cosa es que la película es estrenó hace tres o cuatro meses y como hay cosas que ya no recordaba, releí este libro y hoy vengo a hablar brevemente de él y su respectivo film.

"Un libro leído a medias en una aventura amorosa incompleta" 
El libro comienza con el diario del viaje de un notario llamado Adam Ewing desde Islas Chatam a San Francisco y su calvario por la aparente infección que tiene por un parásito cerebral y por supuesto queda a la mitad para seguir a la siguiente historia.

En total son cinco historias a medias: Un notario a mediados del siglo XIX, un músico en 1931, una periodista en los 70´s post Nixon, un editor en la actualidad (aunque creo es un poco más adelante de ahora) y una clon coreana en un futuro distópico; todos a medias hasta que llegamos a la sexta historia de un viejo recordando su juventud en un futuro post apocalíptico, para luego, conectadas entre si, conocer la otra parte de cada una de ellas.

Todas estas historias están conectadas por las reencarnaciones del protagonista y sus cercanos, donde cada uno de ellos comparte una marca de nacimiento con forma de cometa.

Es increíble como cada historia se conecta a la anterior y la siguiente y como se ve que los seres, vida tras vida, siguen cometiendo los mismos errores y siguen comprometiendo el futuro con decisiones equivocadas.

Si gustan de las historias de viajes, el diario de Adam les encantará. Si gustan de la música se maravillaran con las cartas del músico Robert Frobisher y el proceso creativo de la creación de su sexteto: Cloud Atlas. Si les gusta la acción, la historia de Luisa Lester les mantendrá a la espera. Si gustan de las comedias, El calvario de Timothy Cavendish dentro de un hogar de ancianos les robará más de una carcajada. Si lo de ustedes son las distopias revolucionarias, la entrevista a Sonmi-451 les hará cuestionarse hacia donde vamos con tanto experimento genético que se hace estos días y si lo de ustedes son las historias de seres de la prehistoria, la historia final es un buen relato de cómo volvería los sobrevivientes a la civilización en caso de un apocalipsis.

Y por supuesto, si creen en el karma y en la rueda de las reencarnaciones, este libro es para ustedes.

Como mis gustos suelen ser eclécticos, creo que todas las historias me dejaron enseñanzas y me gustaron casi por igual, y el hecho de que fueran quedando a medias, me hizo devorarme el libro la primera vez para saber qué ocurriría con los personajes en la segunda parte.

En fin, este es uno de esos libros que me conquistan por lo distinto y original, por ser de alguna manera impredecible y a la vez común.

Nota



La película:





Paises: Alemania y Estados Unidos

Año: 2012

Dirección: Tom Tykwer - Andy Wachowski - Lana Wachowski

Cast: Tom Hanks - Halle Berry - Jim Broadbent - Hugo Weaving - Jim Sturgess - Doona Bae - Ben Whishaw - James D'Arcy - Zhou Xun - Keith David - David Gyasi - Susan Sarandon - Hugh Grant

Soundtrack: Tom Tykwer - Johnny Klimek - Reinhold Heil


Nuestra vida y nuestras elecciones, cada encuentro, nos llevan en una nueva dirección. 
Temer, creer, amar. Acciones que determinan el rumbo de nuestras vidas. Estas fuerzas comienzan mucho antes de nuestro nacimiento y sobreviven a nuestra desaparición.
Nuestras vida no nos pertenece, estamos unidos a otros, en el pasado y en el presente.
Creo separaré la película de su libro. ¿Por qué? Bueno, porque creo que la película en cuanto a efectos y trama está muy bien, pero me faltó un poco más de seriedad en el mensaje que entrega David Mitchell en su novela, principalmente en la historia de Sonmi-451.

La película tiene un tiempo narrativo diferente al tiempo de la novela, empieza con el final de algunas historias y con el principio de otras, uniéndolas en lo que conecta una con otra. Hay personajes que no aparecen y otros a los que les cambian su función, pero como película esta muy bien realizada y creo que, tal como lo es la novela, es innovadora.

Guardando las proporciones (más que nada por el presupuesto), es como Inception (2010), pero en vez de ser un sueño dentro de otro, es una vida dentro de otra, que va de un tiempo a otro relacionado por hecho comunes.

Los efectos visuales y el guión están muy bien, el mensaje es claro y la forma en que conectaron todo fue muy original, ya que ni por si acaso podrían haber seguido el ritmo original del libro porque para película hubiese sido muy aburrido.

Los personajes eran los mismos actores en todas las historias por lo que se agradece el trabajo de caracterización porque muchos no eran reconocibles de una vida a otra. 

El soundtrack es una maravilla, la música genera un suspenso continuo, logrando entrelazarla muy bien entre escena y escena, entre tiempo y tiempo. Destaco lo que se hizo con el Sexteto Atlas de las Nubes, pues es casi como lo imaginé cuando leía las cartas de Robert Frobisher (segunda historia).

El punto débil de la película es sin dudas el mensaje de Sonmi-451, una clon que genéticamente está construida para trabajar, pero que se rebela y trata de cambiar el mundo. No está mal como personaje, pero en el libro su historia es la más rompe-esquemas de las seis y creo que con el fin de mostrar más efectos y acción,  se perdió una parte importante del personaje. 

También hay un pequeño error, pues la historia de Timothy (un anciano sesentero) ocurre en 2012 y se supone que él es una reencarnación de Luisa Lester (1975) lo cual es imposible. Por eso en libro, aunque se nota que es un escenario actual yo lo sitúo en unos treinta años más.

Sumando lo bueno y lo mano, me quedo con un buen sabor de esta película y espero su estreno para verla en el cine y poder captar mejor los efecto. (Odio que solo las películas con taquillas exitosas aseguradas se estrenen  en Chile al mismo tiempo que en EEUU)

Nota


Soundtrack

Para que una película me guste del todo, debe tener un soundtrack acorde y usado de manera correcta. Eso ocurre en esta película; el OST de este film es maravilloso y de verdad no entiendo como no está nominado a un Oscar. Les dejo el Sexteto Atlas de las nubes para que vean que maravilloso es.



2 comentarios:

  1. Yo vi la pelicula con mi hermano y quedé más allá que maravillada. Investigando confirmé que era una novela porque según mi papá -y mi hermano- no había manera en la que esa película no fuese una adaptación, porque "tenía demasiada trama" xDDDD la novela no esta en mis librerías, pero me muero por leerla. La conseguiré de una manera u otra >:c

    Muy buena entrada, un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Me encantó el libro, es especial Frobisher (quizás porque me gusta mucho la música) y Sonmi-451 (por su contenido político y de ciencia-ficción). Un libro que espero volver a releer, porque estoy bastante segura que lo voy a 're-descubrir'. Del mismo autor te recomiendo "Mil Otoños", una novela histórica situada en el Japón de finales del siglo XVIII.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí. Si te ha gustado el blog o quieres sugerir algo, eres libre de dejar tu comentario. Sólo pido respeto y tolerancia. Haya paz. Nos leemos