Comer, Rezar, Amar - Elizabeth Gilbert

viernes, enero 28, 2011 Verota 0 Comments

Argumento: A los 32 años, Elizabeth Gilbert tenía una educación, un hogar y un marido, además de una exitosa carrera como escritora. Pero era muy infeliz en su matrimonio y a menudo pasaba las noches llorando sobre el piso del baño. Luego de un divorcio traumático seguido de un desengaño amoroso y en plena crisis emocional y espiritual decide recomenzar y emprende un largo viaje para reencontrarse a sí misma. Porque a veces tienes que arriesgarlo todo y dejarte llevar.
El viaje que emprende la llevará sucesivamente a Italia, la India e Indonesia, tres escalas geográficas que se corresponden con otras tantas etapas de búsqueda interior. Comer, rezar, amar es la bitácora de esa doble travesía, en la que la autora descubrirá el placer de la buena mesa y la buena vida tras cuatro meses en Italia, la paz interior alcanzada y la espiritualidad mediante la meditación en Bombay y, finalmente, el deseado equilibrio entre cuerpo y espíritu en Bali.


Opinión: 


Es un libro, a mi parecer, con bastante mística. Hay que saborearlo lentamente, meterse en el cuerpo y en los dilemas de la autora para poder engancharse de él y terminarlo. Si intentas leerlo rápido, no te gustara, ya que es un libro en el que cada cuatro páginas debes pararte y analizar que harías tú en su lugar.

Este libro te narra las aventuras de una mujer que se esta reencontrando con ella misma, nos habla de los placeres de Italia, de los ritos de India y de su convivencia con un sabio en un templo en Bali. No es la típica narrativa de auto ayuda que acostumbran a leer algunos, sino una forma de obtener enseñanzas a través de los dilemas y problemas de otra persona.

No tiene suspenso, simplemente habla de los miedos de una mujer a no ser como todas, a sentirse rara en un mundo donde se da por hecho el orden que deben seguir las cosas.

0 Pasantes:

Muchas gracias por pasar por aquí. Si te ha gustado el blog o quieres sugerir algo, eres libre de dejar tu comentario. Sólo pido respeto y tolerancia. Haya paz. Nos leemos