Forbidden - Tabitha Suzuma

lunes, diciembre 10, 2012 Verota 2 Comments

Hace algún tiempo, un foro en el que participo tradujo esta historia. La descargué y la tuve mucho tiempo esperando porque el tema me parecía un tanto delicado como para leerlo a la ligera. Hace unas semanas una amiga me dijo que me estaba perdiendo la mitad de mi vida si no lo leía y finalmente me puse a eso y hoy traigo mi opinión.





Lochan, de diecisiete años, y Maya, de dieciséis, siempre se han sentido más amigos que hermanos. Juntos han tenido que intervenir por su madre alcohólica y caprichosa para cuidar a sus tres hermanos menores. Como padres de facto de los más pequeños, Lochan y Maya han tenido que crecer rápido, y el estrés de sus vidas, y la forma en que se entienden tan completamente, también los ha acercado más de lo que estarían dos hermanos normalmente. Tan cerca, de hecho, que se han enamorado. Su romance clandestino florece rápidamente a un amor profundo y desesperado. Saben que su relación está mal y que posiblemente no puede continuar. Y aun así, no pueden detener lo que se siente tan increíblemente correcto.

Mientras la novela se inclina hacia un final explosivo y chocante, sólo una cosa es segura: un amor así de devastador no tiene final feliz.

Opinión


Una familia que se cae a pedazos...

Un tabú que está por sobre todas las cosas que prohíbe el mundo occidental...

Lochan y Maya son el eslabón de una familia de cinco hermanos abandonados por su padre y prácticamente olvidados por su madre alcohólica e irresponsable que se ven obligados a crecer siendo muy pequeños y hacerse cargo incluso de una bebé.

Lochan es un chico especial, no es el galán seguro de sí mismo, sino que está lleno de tormentos y ansiedades que lo hacen demasiado humano. Su mente funciona de una manera tan distinta, es un chico que está tan triste y que carga que un mundo a sus espaldas que solo gracias a Maya logra estabilizarse... pues más que su hermana, ella ha sido su compañera y amiga en cada paso que da.

Maya es extrovertida, ríe y habla con todo el mundo. Tiene una mejor amiga y comparte a veces con otras personas, incluso se ha dado la oportunidad de tener citas, pero en el fondo nadie la conoce como realmente es y muchas veces debe fingir para no sentirse excluida; solo Lochan es capaz de confortarla y de complementarla para sentirse completa.

Puede que parezca confiada y habladora, pero paso la mayor parte de mi tiempo riéndome de chistes que no me parecen graciosos, diciendo cosas que realmente no quiero decir. Porque al fin y al cabo eso es lo que todos estamos tratando de hacer: encajar, de una u otra manera, tratando desesperadamente de fingir que todos somos iguales.

Han logrado sobrevivir bien por años y aparentar para evitar que los Servicios Sociales caigan sobre ellos y les separen. Dividen su tiempo entre la escuela y los quehaceres del hogar, dejándoles con muy poco tiempo para socializar y compartir con  personas ajenas a ellos, además Lochan ha desarrollado una fobia social, que lo hace solitario y vulnerable.

Sus hermanos tampoco se lo ponen fácil. Willa con cinco años es adorable y aún vive en un mundo de fantasías y generalmente es relegada porque los otros dos chicos requieren más atención. Tiffin de nueve, es inquieto y risueño, que pasaría su vida jugando fútbol, pero que cada vez está más disconforme con las cosas. Pero quien se los hace más difícil es Kit, que con trece años está en pleno paso a la adolescencia y se está volviendo problemático y rebelde, perturbando aún más el precario equilibrio familiar.

En este ambiente, es normal que vean al otro como la opción más correcta, como el único que los amará y al que amarán con todas sus mierdas y debilidades, el único en el que pueden confiar y al único que le pueden permitir ver las grietas de la vida que llevan.

Este libro está escrito en primera persona, tiempo presente, alternando entre Lochan y Maya, entrando en lo más profundo de sus sentimientos miedos e inseguridades, que generalmente van en torno a sus otros hermanos, su amor clandestino y en parecer normales para no alertar a las autoridades.

Creo que así como la sociedad ha permitido el amor entre dos hombres, dos mujeres, primos e incluso hermanos adoptivos (que de igual forma son hermanos por haberse criado juntos), es extraño como aún en muchos países es ilegal tener una relación con un hermano de sangre. (Comprendo lo de no tener hijos, pero no el que sea ilegal amarse).

Tengo un hermano y jamás se me pasaría por la cabeza verlo de esa forma, pero ¿quién soy yo para criticar una historia como esta (sea verdadera o ficticia) si para el amor no hay barreras lógicas establecidas y es un sentimiento que cuando llega arrasa con cualquier lógica?

Maya en este caso llega a esa conclusión, pero Lochan se atormenta porque él ve lo difícil que es y lo mucho que se dañarían las cosas si alguien los descubre, pero a la vez él sabe que no puede seguir lejos de ella porque eso les provoca un dolor físico y emocional terrible, porque siempre han funcionado juntos y es así como se sienten bien.

—¿Cómo se le puede llamar terrible a un amor así puede cuando no le estamos haciendo daño a nadie? 

—No sé— susurra. —¿Cómo algo tan malo puede sentirse tan bien?
Recuerdo hace algunos años cuando una tía que es profesora contó la historia de dos chicos que son hermanos y que incluso tenían un hijo (que era alumno de ella). La historia era parecida a la de este libro: eran chicos cuando su papá se fue, su mamá trabajaba todo el día y ganaba tan poco que nada les alcanzaba. Después se emparejó con un tipo que los maltrataba y en ese ambiente su hermano fue el único que estuvo para ella y ella fue la única que estuvo para él. Pronto empezaron a verse de otra forma y lo demás es historia y aunque para muchos es depravado, yo creo que las circunstancias de la vida te hacen tomar caminos distintos y que mientras no se le haga daño a otros, no debería ser visto de manera tan crítica.

Este libro deja varias enseñanzas, pero más que eso me hizo pensar en cuántas familias en este momento viven situaciones parecidas. Me hizo preguntarme ¿Cuántos niños se ven obligados a vivir una vida de adultos por culpa de una par de irresponsables que se ponen a parir sin pensar en el futuro de esos niños? ¿Cuántos casos como el de Maya y Lochan están ocultos por miedo a una sociedad cerrada y aterrada a que algo se salga de su canon establecido? ¿Cuál es límite es estos casos?

Y lo peor es que este tipo de cosas pasa más veces de las que uno quisiera. Chicos perdidos y abandonados a su suerte que tienen tantas carencias emocionales que encuentran en un hermano, un primo o un profesor a alguien en quien apoyarse y a quien amar porque sienten que viven una situación que no encaja con ninguno de sus pares.

Es un tema que da para mucho y realmente aplaudo de pie a Tabitha Suzuma por escribir esto y poner en la discusión un tema que es secreto a voces pero del que todos se hacen los ciegos y prefieren no ver que son muchos los niños que terminan en situaciones parecidas por tener que hacerse cargo de cosas para las que no están preparados.

Como pueden ver, la relación entre los protagonistas me pone entre varios dilemas, pero siempre quise un final feliz para ambos (juntos o separados)... vamos, que los chicos se lo merecían. Lamentablemente, solo puedo decir a modo de advertencia que esta historia dista mucho de terminar feliz y me duele el corazón el pensar en los últimos capítulos porque los encontré demasiado injustos para ambos (pero la vida generalmente no es justa).

A pesar de que me hizo llorar, le entrego los honores máximos a esta novela... es perfecta y sublime. Una joya que todos deberían leer, aunque se aconseja tener la mente abierta y el criterio formado.

Nota



Soundtrack

En este caso son dos temas, el primero está en la página de Tabitha Suzuma como parte de la música del libro y al escucharlo me imagine las escenas de otra forma; es el tema de Katie Melua:  Closest Thing To Crazy. La otra, es Never let me go de Florence + The Machine que encaja con varias partes (no puedo decir mucho para no spoilear)




Campaña: Queremos Forbidden en Español


Les recuerdo una vez más la campaña que se está haciendo para reunir firmas online y presionar a alguna editorial para que se anime y este libro sea traducido al español. Más información en el banner.

2 comentarios:

  1. Ostras veo que es una novela que ha conseguido calarte ondo... la verdad es que a mi no me llama mucho, más que nada porque este tipo de novelas acaban deprimiendome un poquito, pero no le quito el mérito de que merezca la pena leerla. a ver si la campaña surte efecto y lo publican por aquí para todos aquellos que quieran leerlo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es una novela que me dejó angustiada por varios días... pensaba en eso y me daban deseos de llorar

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí. Si te ha gustado el blog o quieres sugerir algo, eres libre de dejar tu comentario. Sólo pido respeto y tolerancia. Haya paz. Nos leemos