Cincuenta sombras de Grey - E. L. James

miércoles, junio 27, 2012 Verota 2 Comments

Más que una reseña, esto en un análisis con mi punto de vista sobre unas cuantas cosas que ha generado este libro, que lo hacen ser amado o odiado casi por igual...
ATENCIÓN: Puede contener uno que otro spoiler.









Argumento: Cuando la estudiante de Literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto le desea. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos...

Desde su estreno en español (o mucho antes para los que seguimos blogs en inglés), hemos sido bombardeados con todo lo referente a este libro: desde pésimos comentarios -rayando en un odio irracional-, hasta alabanzas dignas para culto cristiano. No hay dudas que es el libro del momento y que el eslogan con el que fue lanzado no es al azar, ya que para bien o para mal es El libro del que todos hablan.


El amor


Definitivamente este libro no se ama por su prolija narrativa, tampoco por su rapidez, menos por lo novedoso del género, el amor hacia el libro es fruto indiscutible de aquel enigmático personaje llamado Christian Grey. Seamos sinceras (digo sinceras porque estoy segura que los hombres que lo han leído no han sentido esto), no nos interesa la vida diaria de Anastasia, sus amigos o su familia, todo el amor por el libro se resume a la vida de Chistian... necesitamos saber de su vida, de sus padres y hermanos, nos aferramos a cada párrafo referido a él para tratar de entenderlo y leemos hasta el final con el objetivo de descubrir qué es lo que esconde, sobretodo lo referente a su niñez.

El sexo


El sexo está relativamente bien narrado y eso engancha, pero más lo hace, una vez más, por las palabras y acciones de Christian en el acto, por lo que provocan en Ana, más que por el acto mismo. 

La promoción de este libro lo ha mostrado como porno para mamás, como un libro que narra prácticas sadomasoquistas, una forma de vender obviamente, pero el libro dista mucho de ser pornográfico y a penas se da una pincelada de sadomasoquismo, creo que la lectura del contrato es lo más relacionado con el tema que leí y por supuesto quien lee los libros que recomiendan en el Club de las Excomulgadas no le encontrará ningún sentido a que este libro sea catalogado de porno.

La promoción


Me gusta que este libro se haya abierto camino poco a poco. Nació como un fanfic de Crepúsculo y de allí fue a parar a una pequeña editorial, hasta que el boca a boca lo posicionó en el libro mas vendido en Amazon. 

Algo distinto me pasa con lo que siguió después... el mundo editorial encontró a su nueva gallinita de los huevos de oro y comenzó con una publicidad excesiva y engañosa, con debates televisivos sobre el libro y los hombres diciendo que a las mujeres en el fondo les gustaban los golpes y que por eso el libro tenía éxito y también lo mucho que se han reído del género, esteriotipizándolo y encasillándolo como algo que no es (por ejemplo el parodia-comercial de día de la madre en Amazon

Ahora, sobre la traducción en español, me doy cuenta que nos ha intentado meter la novela hasta en los sueños, haciendo alarde de que es un "Libro prohibido" y una vez más llenaron de videos y reseñas engañosas que no hacían más que ensuciar el argumento y hacernos creer que era un libro porno sin fundamento. Muchas mujeres se quejan de no poder leerlo por ejemplo en el metro sin que alguien te mire raro.


El odio


El odio hacia el libro puede deberse a muchas cosas: no te gusta el género, no está bien escrito, el exceso de descripciones gesticulares de los personajes, pero creo que la principal razón es la predisposición de creer de antemano que no les gustará y eso no es más que porque saben que nació un fanfic de Crepúsculo. Por ejemplo, a mi país no ha llegado, pero varios diarios y revistas han hecho reportajes del libro y los comentarios, de los hombres sobretodo, dicen más o menos: "vampiros sadomasoquistas que brillan, no gracias". 

Muchos otros ya pensando en eso, lo han leído, y si bien muchos de sus argumentos tienen razón, parecen tener un odio irracional por la autora y basan sus comentarios y reseñas en descalificaciones que no van al caso y que hacen perder la validez del argumento. 

No entiendo muy bien aquel odio irracional por Cincuenta Sombras, puede que sea un libro malo, puede que la autora no tenga talento o no sepa contar la historia, pero insisto que muchos lo han leído con la predisposición de que no les gustaría o bien esperando leer un libro porno que no es tal.

Mi opinión


Como para cerrar el tema puedo decir que el libro me genera sentimientos encontrados. Leí el fanfic del que nació el año pasado y lo odié, pero no por la escritura ni por el argumento en sí, sino que soy muy feminista y no me cabía en la cabeza cómo las mujeres podían leer y gustarle este tipo de narraciones, donde la mujer se convertía en una sometida a merced de un hombre que por ser guapo se creía el amo del universo. Lo dejé a medias.

Lo volví a leer este año (tengo el pdf), pero esta vez hasta el final y me di cuenta de que el encanto de la historia era la fortaleza de Bella para soportar a Edward, ya que yo no lo aguantaría ni una semana. 

Luego de eso, leí el primer libro en inglés, con personajes originales y uno que otro cambio. Me fasciné y me encantó, porque en el fondo nos muestra que la mujer siempre puede decidir y está en sus manos el tipo de relación, todo es cuestión de llegar a un consenso aceptable y si no es mejor dejarlo.

Sí, el libro tiene un parecido a Crepúsculo y Ana tiene bastantes semejanzas con Bella, pero creo que Christian es totalmente distinto al Edward original; sus problemas, su fijación, sus manías y sus tormentos van más allá de creer ser un monstruo o querer hacer daño a Anastasia. El solo intenta amarla de la única forma que sabe y ella trata de enseñarle a amar de forma sana e incondicional.

Es un poco lento, sobretodo por esos interminables intercambios de e-mails entre los protagonistas... eso es algo que cansa porque la historia parece quedarse estancada y no revelan nada que valga la pena. Tampoco me gusta la excesiva descripción que hace Ana de sus propios gestos o los de él, pero más allá de eso es un libro que se puede leer sin aburrirse y que se sustenta hacia el final, donde deja con la miel en los labios y la expectación para el siguiente.

Leí la traducción hace poco (soy impaciente y me la conseguí en PDF) y lamento mucho que se hayan perdido algunas frases o palabras características de Christian: por ejemplo el laters, baby, ya que en español a veces dice "más tarde, nena" y en otras dice "hasta más tarde" o en otras simplemente dice "Después, nena". No están mal traducidas, solo que es una frase significativa que debió traducirse igual en todo el libro.

No me alargo más, solo decir que si bien E.L. James no ganará el Nobel de Literatura por esto, nos ha regalado a un enigmático, seductor y atormentado hombre y una historia de amor fuera de lo común (aunque algunos digan que es un cliché más). Y puedo decir (por lo que llevo avanzado del libro 2 y porque el fanfic llegaba hasta mucho más adelante) que el libro 1 no es más que la antesala a todos esos secretos que esconde Christian y de como evolucionará está peculiar historia de amor. También sugerir que no juzguen el libro solo porque no es de una escritora con estudios o porque nació de un fanfic.



2 comentarios:

  1. Yo puse mi queja por la traducción, empezando por ese sombras que no refleja el sentido en el que se dice, ese "Shades" debe traducirse como matices.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No lo he leído pero no me tira mucho :l
    Un beso!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí. Si te ha gustado el blog o quieres sugerir algo, eres libre de dejar tu comentario. Sólo pido respeto y tolerancia. Haya paz. Nos leemos